Las infecciones de oído

Uno de los problemas que más trata cualquier especialista en enfermedades del oído es la infección de oído. La infección más común es la otitis media aguda, que es la infección del oído medio localizada detrás del tímpano. Este tipo de infección es generada por un virus o bacteria. Se trata de una infección muy dolorosa y suele afectar más a los niños.

¿Por qué se produce la infección de oído?

Tal como hemos mencionado anteriormente, una infección de oído se genera por bacterias o por virus que se encuentran dentro del oído medio de una persona. Por lo general, este tipo de inflamación aparece como un síntoma de otra enfermedad, como la gripe o una alergia. Sin embargo, puede haber otras causas que generen la aparición de los síntomas.

Una de las causas es la obstrucción del conducto auditivo que sale del oído medio y llega a la parte posterior de la garganta, responsable de drenar el líquido del oído medio. Si este conducto se obstruye, el líquido se acumula, acumulando también bacterias o virus en la región, causando la infección.

La inflamación en las adenoides también puede causar otitis media aguda. Las adenoides son pequeños trozos de tejido que se encuentran en la parte posterior de la nariz, muy cerca de la trompa auditiva. La inflamación o el aumento de las adenoides pueden cerrar el conducto y, en consecuencia, causar otitis.

Tratamiento

La mayoría de las infecciones de oído se tratan con antibióticos. Pero en algunos casos la inflamación puede desaparecer sin ningún tratamiento. En esta situación, para reducir el dolor se recomienda el uso compresas calientes en la zona del oído y algunos remedios, que no requieren prescripción médica.