¿Es necesario acudir al logopeda tras sufrir un ictus?

Dependiendo de la gravedad del ictus, es muy probable que sea necesario acudir a un logopeda en Santa Cruz de Tenerife una vez pasados entre quince días y un mes de haber sufrido el ictus, ya que el paciente se encuentra en condiciones adecuadas para poder abordar problemas de deglución y disfagia si existieran y es también el momento adecuado para iniciar la rehabilitación cognitiva y conductual para posteriormente mejorar la capacidad de hablar.

Fases de la rehabilitación de logopedia tras un ictus

Cuando se sufre un ictus, es probable que las funciones del habla y la deglución pueden verse afectadas, por lo que el trabajo de un logopeda es indispensable para conseguir una buena recuperación. Los pasos que se suelen llevar a cabo para comenzar un tratamiento de rehabilitación son los siguientes:

  • Se mantiene una entrevista inicial con el paciente y la familia a fin obtener información y establecer cuáles van a ser las siguientes pautas a llevar a cabo.
  • Se analiza cómo se encuentra el paciente a nivel de musculatura bucofacial, y se evalúan sus capacidades para hablar y tragar.
  • Se comunica a la familia cual va a ser el proceso a seguir.
  • Se comienza el proceso de rehabilitación que puede durar, dependiendo el del caso entre seis meses y cinco años.
  • Una vez que el paciente ya ha llegado al máximo estado posible de recuperación se dará por concluido el tratamiento de rehabilitación. Sin embargo, el paciente deberá llevar un seguimiento para comprobar que tras la rehabilitación se mantiene en el estado esperado.