Adaptándonos a los audífonos

Muchos pacientes que acuden al otorrino en Santa Cruz de Tenerife comentan cómo van evolucionando en su adaptación al uso de audífonos. Cuando nos ponemos audífonos por primera vez, pasamos por un periodo de adaptación. Dependiendo de la persona que lleve los audífonos, este periodo puede ser más o menos largo.

Qué se siente al llevar audífonos

Aunque al principio, cuando llevamos audífonos, podemos sentirnos algo incómodos, por lo general esta sensación pasará rápido, pues estos dispositivos son bastante ligeros y esa sensación que nos hace notar que los audífonos están ahí, desaparecerá a los pocos días.

Si el paciente tiene el sentido de la audición muy deteriorado, con un gran grado de deficiencia, es probable que la adaptación lleve más tiempo, pero la evolución será progresiva a lo largo del tiempo.

Una vez que pase el tiempo suficiente, llevar audífonos será algo que no notaremos, se realizarán las tareas habituales y no sentiremos que estamos llevando nada en nuestra oreja.

Es importante que el paciente siga al pie de la letra las indicaciones que le de el profesional a fin de conseguir un uso correcto para obtener resultados de audición más eficaces. Deberemos entrenar nuestro oído ante la nueva situación, vamos a escuchar de forma diferente a la que estamos acostumbrados y es necesario que nos habituemos a llevar audífonos.

Por último, queremos recomendar a todos los pacientes que lleven audífonos o que los vayan a utilizar próximamente, que sean lo más sinceros posible en cuanto a las sensaciones que tienen al portar estos pequeños dispositivos para que se les pueda ofrecer la mejor atención.